Diferencias entre la depilación eléctrica y láser

96 352 13 71
Diferencias entre la depilación eléctrica y láser

Como expertos en depilación eléctrica en Castellón, hemos comprobado en estos años de intensa actividad en nuestro centro de estética especializado en este tipo de tratamientos que muchos clientes confunden la depilación eléctrica, también llamada definitiva o permanente, con la depilación láser, así que vamos a repasar en las siguientes líneas de esta entrada las principales diferencias entre estos dos métodos.

La principal diferencia entre ambas técnicas es la duración del tratamiento. Y es que, mientras la depilación eléctrica que llevamos a cabo en Beatriz y Victoria es permanente, es decir, el vello tratado no vuelve a aparecer, lo que es especialmente útil en zonas como el rostro donde las mujeres nunca quieren tener vello como la barbilla, el labio superior, así como las axilas o las piernas, con la depilación láser el vello sí puede volver a salir, aunque tarde bastante tiempo. Incluso, hay casos en los que el vello es muy débil y tras varias sesiones de depilación láser, puede no volver a salir, pero no es una cuestión segura.

En el procedimiento de depilación eléctrica en Castellón se inserta una finísima aguja en cada folículo piloso, a través de la cual se manda una especie de corriente eléctrica que cauteriza el vaso sanguíneo y lo destruye, motivo por el cual nunca vuelve a salir. Por el contrario, la depilación eléctrica lo que hace es desactivar el folículo piloso con una pulsación de luz, pero no lo destruye, de ahí que sea duradero, pero no permanente. Eso sí, la depilación eléctrica puede resultar algo dolorosa en pieles sensibles y no es eficaz para grandes zonas, todo lo contrario que la depilación láser.