Si estás pensando pedir cita para una depilación permanente en Castellón y cambiar la tradicional cera por la electricidad deberías conocer las ventajas de esta frente al método tradicional.

Si tu objetivo es una depilación permanente en Castellón, la cera no es la mejor opción. Su funcionamiento es hacer que los poros se dilaten y el folículo del pelo se adhiera a esta para sacarlo de raíz. El problema es que este método no solo no garantiza la erradicación de este, sino que no hace su función en todo el vello.

Por el contrario, la depilación eléctrica, aplica una corriente en la raíz del pelo a través de una aguja fina, quemándola y asegurando que este no vuelva a crecer. Además, este método se aplica folículo a folículo, siendo más preciso que la cera y asegurando que todo el vello será tratado y erradicado.

Otra de las grandes ventajas frente a la cera es el dolor, ya que la extracción del pelo bruscamente resulta más dolorosa que la depilación eléctrica que actualmente es prácticamente indolora. También tenemos que tener en cuenta que, para lograr un acabado satisfactorio con la cera, debemos dejar que el pelo crezca bastante, cosa que no resulta muy práctica en verano. Es probable también que después de una sesión de cera puedan aparecer pelos enquistados, además de rojeces e irritaciones.

Estos problemas no se dan en la depilación eléctrica. Lo que está claro es que antes de probar nuevos métodos siempre surgen dudas, preguntas y una cierta incertidumbre. Pero si lo que buscas es no tener que preocuparte más por tu vello corporal estaría bien que te plantearas nuevos métodos para erradicarlo. Esperamos que con este post hayamos podido ayudarte, si no, desde Beatriz y Victoria siempre estamos abiertos a cualquier consulta que quieras hacernos sobre tu depilación.