Como centro especializado en la depilación permanente en Valencia, y, resolviendo ciertas dudas que llegan hasta nosotros en torno a la depilación eléctrica, vamos a reiterar algunos detalles de esta tecnología estética que ofrece tan buenos resultados y además definitivos.

La metodología de la depilación eléctrica consiste en introducir una aguja extremadamente fina por debajo de la piel, de forma que esta llegue al folículo del vello, en el que se descarga una corriente breve y ligera que destruye para siempre la raíz de vello, por lo que no vuelve a salir. La ventaja más evidente es precisamente esa, que se elimina el vello de forma definitiva, pero también es un plus que se pueda realizar en cualquier zona del cuerpo, algo que no es posible por ejemplo con la depilación láser, pudiendo eliminar todo tipo de vello, ya sea fuerte, débil, rubio, moreno, etc.

Lo que sí hay que tener presente es que este tratamiento es que requiere de cierto tiempo, porque se realiza prácticamente pelo por pelo. Siempre dependerá de la zona que se va a tratar, pero podemos hablar de 20 minutos para el rostro y hasta 2 horas para una zona amplia como las piernas.

En contrapartida, no conlleva ningún riesgo para el paciente, aunque no está indicado en determinados supuestos, como pueden ser personas con alteraciones cutáneas en forma de inflamaciones o granos, embarazadas, personas sensibles a la corriente eléctrica o que tengan marcapasos. 

Con estos sencillos datos, seguro que ya te has decidido por la depilación permanente en Valencia que tienes a tu disposición en nuestro centro especializado Beatriz y Victoria.